Mises Wire

Home | Wire | El estancamiento de Japón se esconde tras las estadísticas del Estado

El estancamiento de Japón se esconde tras las estadísticas del Estado

  • japan1.PNG
0 Views

Tags Economía GlobalCiclos Económicos

El reciente alejamiento del Banco Central Europeo de la salida de la política monetaria ultra liberal ha reavivado el debate sobre la potencial «japonización» de Europa. El escenario japonés es sombrío. Desde el estallido de la burbuja japonesa a principios de los años noventa, el crecimiento se ha estancado, los niveles salariales han disminuido y un número cada vez mayor de personas se han visto obligadas a trabajar en condiciones precarias. La llamada Abenomía, un inmenso programa keynesiano de gasto financiado por el Banco Central, no ha logrado hasta ahora reactivar la debilitada economía. En cambio, las estadísticas se interpretan y diseñan de manera creativa.

Fig. 1: PIB per cápita basado en la población en edad de trabajar y en el empleo

murai1.PNG

Paul Krugman (2014) ha argumentado que la evolución del PIB real per cápita en Japón desde principios de los años noventa apenas difiere de la de Estados Unidos y de la zona del euro. Llegó a este resultado utilizando la población en edad de trabajar como denominador para el cálculo del PIB per cápita. En Japón, debido a las bajas tasas de natalidad y a la baja inmigración, el número de personas entre 15 y 64 años está disminuyendo rápidamente. Por lo tanto, el PIB real por población en edad de trabajar (es decir, entre 15 y 64 años) ha aumentado significativamente (Fig. 1). Muchos comentaristas siguen ahora este método de cálculo, lo que arroja luz sobre la política económica japonesa. Sin embargo, las tres décadas perdidas en Japón han forzado particularmente a las mujeres y a los pensionistas a entrar o permanecer en el mercado laboral para mantener el nivel de vida para sí mismos y sus familias. El resultado es que el PIB por persona empleada se ha estancado desde 1990 (Fig. 1), lo que indica un bajo crecimiento de la productividad. Sin embargo, el aumento de la productividad es el requisito previo para el aumento de los salarios reales.

Fig. 2: Nivel de salario real y número de empleados en Japón

murai2.PNG

Más recientemente, una disputa se ha desatado por la evolución de los salarios reales japoneses. El tema llamó la atención en todo el país porque el nivel de los salarios reales ha tendido a la baja desde la crisis financiera japonesa de 1998 (Fig. 2). En 2004, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social eliminó dos tercios de las grandes empresas de Tokio de las estadísticas del mercado laboral. Debido a que el nivel salarial es más alto en Tokio que en otras partes del país, el nivel del salario real estadísticamente medido disminuyó sustancialmente. Como efecto secundario positivo, el gobierno japonés ahorró gastos de seguridad social que se pagan a aquellos que tienen un ingreso personal significativamente inferior al salario medio.

Esta distorsión estadística, que estaba en conflicto con las disposiciones legales de Japón sobre estadísticas, fue corregida secretamente en 2018. Esto provocó un aumento sustancial del nivel de los salarios reales, del 0,6%. El Primer Ministro Shinzo Abe podría alabar los aumentos de los salarios reales como prueba del éxito de su Abenomics (Primer Ministro de Japón y su Gabinete 2018). Una impresionante recuperación de la economía japonesa fue reportada a nivel mundial (ver, por ejemplo, Reuters 2018). Pero cuando un miembro del personal del ministerio reveló accidentalmente las razones, la oposición japonesa lanzó un controvertido debate sobre la credibilidad de las estadísticas japonesas. Por último, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social corrigió a la baja el aumento del salario real para 2018 hasta el 0,2%, mientras que la oposición ve que los salarios reales siguen cayendo un -0,5%.

Para contener el daño a la reputación del gobierno de Japón, el Primer Ministro Abe ha anunciado que se compensarán los beneficios sociales no pagados de alrededor de 500 millones de dólares. Sin embargo, la reputación de las oficinas estadísticas japonesas y de la antigua y respetada administración ministerial se ha visto perjudicada. Fumio Hayashi, presidente de la influyente Asociación Económica Japonesa (2019), expresó en una carta abierta al gobierno la preocupación de que la credibilidad académica del país se vea dañada. Ofreció el apoyo de académicos de gran renombre.

Si esto ayudará, sigue siendo cuestionable. El diseño creativo de estadísticas no puede resolver la crisis persistente. El núcleo del problema reside en una política económica equivocada que zumba la economía japonesa y que, por lo tanto, socava la prosperidad. Por el contrario, unas finanzas públicas saneadas y una política monetaria orientada a la estabilidad deberían reforzar la dinámica de crecimiento de Japón. De esta manera, el país podría convertirse en un modelo positivo para los Estados miembros de la Unión Monetaria Europea y el Banco Central Europeo.

Referencias:

Asociación Económica Japonesa (2019): 「毎月勤労統計」をめぐる問題に関する日本経済学会理事会からの声明 [Declaración de la Junta Directiva de la Asociación Económica Japonesa sobre el tema de las «Estadísticas Laborales Mensuales»], 29. Enero de 2019.

Krugman, Paul (2014): Notes on Japan, New York Times, 28. Octubre de 2014.

Primer Ministro de Japón y su Gabinete (2019): 経済3団体共催2019年新年祝賀パーティー [Fiesta de Año Nuevo 2019 organizada conjuntamente por las tres asociaciones económicas], 1 de enero de 2019.

Reuters (2018): El Japan Wage Growth Hits 21-year High, Signals Pickup in Household Spending, 7 de agosto de 2018.

Taiki Murai is research assistant at the Institute for Economic Policy of Leipzig University.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire